Resguardo saludable

Desde Fundación Amec con el compromiso intacto de acompañar a cada una de las instituciones y hogares con los que nos relacionamos a lo largo de estos años, nos comprometimos en realizar una responsable y clara difusión de las acciones necesarias para la prevención del Covid-19.

01

Difundiendo y promoviendo un impacto positivo, que contribuya a mitigar el temor que pudiera causar esta vivencia, a minimizar  la incertidumbre mediante información certera (la justa y necesaria) haciendo énfasis en la planificación, en la toma de medidas concretas y sencillas de prevención, reaprendiendo y con un compromiso solidario en el que transformemos el yo en nosotros.

Este desafío compartido de mantener la calma, cuidar y cuidarnos con un mismo objetivo con el fin de transmutar esta situación, en pro de la unión y colaboración.

 

COMO CONVIVIR CON LA CUARENTENA

En ocasiones ante la necesidad de permanecer en casa para evitar la propagación de contagios del Covid 19, podemos sentir:

  • Ansiedad
  • Nerviosismo.
  • Agitación.
  • Soledad.
  • Miedo.
  • Angustia.
  • Preocupación.
  • Tristeza o apatía.
  • Ira o enfado.

 

Puede que estas sensaciones nos asusten y es entendible; de todas maneras se trata de reacciones normales frente a situaciones inusuales y de crisis; que implican afrontar niveles extremos de incertidumbre y estrés.

Sentirte así ante una circunstancia tan invasiva y generalizada como la que estamos viviendo es completamente normal.

Afortunadamente, existen algunas pautas sencillas que podemos llevar adelante para transcurrir de manera saludable esta cuarentena.

 

Convivencia positiva

Quedarte en casa y compartir el espacio tantos días, durante tantas horas, a veces puede ser difícil. Más que nunca va a ser necesario encontrar formas para disminuir las tensiones y los enfados. No te olvides de que quedándote en casa te proteges, proteges a los tuyos y ayudas a proteger vidas.  Para hacerlo más llevadero:

  • Recuerda que la situación de cuarentena es temporal y que va a pasar.
  • Comunícate con las personas con las que convives y plantea, desde el comienzo, reglas claras de funcionamiento y convivencia para estos días.
  • Es necesario incluir entre estas reglas, cómo se van a gestionar los enfados y momentos difíciles (por ejemplo, cómo proceder si alguien dice que necesita un rato a solas) y adquirir el compromiso de cumplirlas. No va a ser sencillo, pero aliviará los momentos complicados.
  • Cuando estés irritado/a o cansado/a, si es posible, retírate a otra habitación y tomate el tiempo que sea necesario. Si no es posible por temas de espacios; deja claro que necesitas un rato de pausa y tranquilidad.
  • Si tienes hijos, trata de encontrar y disponer de algunos momentos, aunque sean solo unos minutos para ti mismo en el trascurso del día.
  • A la hora de hablar con los más pequeños de la familia ya sea sobre la vivencia de esta situación, lo que implica o sobre las noticias que llegan; tratar de hacerlo con información honesta, concreta  y apropiada para su edad. Es fundamental recordar que observan los comportamientos y emociones de los adultos en busca de señales sobre cómo manejar sus propios sentimientos, emociones y conductas.
  • Respira profundamente cuando sientas tensión (inspirar y expirar profundamente 3-4 veces te ayuda a calmarte, para continuar la jornada.

 

Establece una rutina diaria

Diseñar y planificar una rutina diaria puede ayudarte a sobrellevar los días de resguardo. En esta rutina incluye actividades como el cuidado personal, el mantenimiento de la casa, el trabajo y/o estudio y las horas de entretenimiento o recreación. Trata de:

  • Seguir una rutina diaria de actividades, alimentación, higiene y tratar de no variar sustancialmente los horarios (ni con los más pequeños de la familia), esto te ayudara a mantener un equilibrio.
  • Elegir tu vestimenta, quizá no sea la misma que la que usemos fuera de casa, de todas maneras es bueno que sea cómoda, variada y que te sientas bien con el atuendo que elijas para el día a día.
  • Hacer alguna actividad física y/o ejercicio todos los días, (no tiene por qué ser un ejercicio físico intenso, sólo no dejar de moverte). Podes encontrar sugerencias en el Blog #tehacebien.
  • También puedes bailar, hacer yoga, estiramientos e incluir a los más pequeños de la casa.
  • Si estás teletrabajando, establece un horario fijo y respétalo. Si es posible para teletrabajar elige un lugar que sea diferente a los utilizados para la alimentación o la recreación.
  • Si estás estudiando, mantente al día con las clases y los materiales que se suben a las plataformas.
  • Con los más pequeños, dentro de lo posible (sabemos que es todo un desafió) establecer y acordar claramente horarios de estudio y juego; informarse y seguir las instrucciones de cada institución educativa sobre cómo continuar con los programas educativos.
  • Si puedes, colabora con aquellos vecinos que, por su situación de vulnerabilidad o por ser mayores, no pueden salir a hacer compras de alimentos o de medicamentos.

 

Fomenta la emociones positivas

Es posible aumentar las sensaciones de bienestar y mantener una actitud positiva frente a esta situación. ¿Cómo?
  • No olvidando que esta situación es temporal y va a tener un final.
  • Manteniéndote ocupado (puedes trabajar, estudiar, leer, ver series o películas, jugar con tus hijos/as, tejer, hablar con los amigos a distancia, compartir ratos en familia…) y también descansando lo que necesites.
  • Haciendo actividad física a diario (baila, haz yoga o estiramientos, camina por la casa, haz tablas de ejercicios… Lo que sea para estar activo).
  • Compartiendo lo que te pasa y apoyándote en tus amigos y familia.
  • Poniéndose en contacto con las personas mayores, familia, vecinos.
  • Manteniendo las formas apropiadas de comunicarse respetando el distanciamiento físico, como ser las llamadas telefónicas, las redes sociales y / o las video llamadas.

 

Conéctate

Las nuevas tecnologías pueden ser un aliado estupendo para mantenerte y sentirte conectado y ser parte de la comunidad.  Así que:
  • Usa las redes y medios como Skype, WhatsApp… para mantenerte en contacto con tus amigos y familia, por ejemplo; puedes hacer encuentros virtuales y reuniones, hacer video llamadas.
  • Únete a las propuestas gratuitas de museos, conciertos en directo, bibliotecas, revistas… para los ratos de ocio.
  • Ingresa a https://www.tehacebien.uy/

 

Las tecnologías son un buen aliado, de todas maneras es necesario descansar de vez en cuando, no hacerlas un aliado permanente para eso es bueno intercalar con otras actividades y usarlas con responsabilidad. Tanto para la información que recibimos por medio de ellas como la que publicamos en sitios de redes sociales.

 

Selecciona la información

  • Selecciona las fuentes de información (asegúrate de que utilizas fuentes fiables y oficiales como las páginas web o cuentas de Twitter de la OMS o del Ministerio de Salud Pública).
  • Dosifica la información (trata de informarte una o, máximo, dos veces al día para evitar la sobreinformación. Puedes hacerlo en la manera que elijas -periódicos, noticias, webs oficiales, etc.
  • Lo más importante es que te distraigas, que hables de otras cosas y que te entretengas con actividades que no tengan nada que ver con el Covid 19.
  • No contribuyas a difundir noticias pánico  y/o noticias que pueden ser falsas (comprueba, antes de reenviar o compartir cualquier información.
  • Recuerda que esto es posible entre todos. Si te proteges, nos proteges a todos.

 

 

Carla Bella

Gerente de Responsabilidad Social Empresaria

 

 

Hable con nosotros More
Whatsapp