¡Nos vestimos de Rosa!

En este mes Amec se viste de Rosa y te da estas recomendaciones que ayudan a la detección oportuna del cáncer de mama...

Fachada
• Agendate una consulta médica para controlar tu salud. Según tus antecedentes y edad, te indicarán los estudios necesarios.
 
Presta atención a tu cuerpo, estate atenta a estos cambios en las mamas:
 
- Bultos
- Hundimientos.
- Venas dilatadas.
- Contornos irregulares.
- Secreciones.
- Hundimiento del pezón.
- Cambio de color, textura y temperatura.
 
La mamografía es un estudio de rayos X capaz de encontrar un tumor antes que sea palpable. Entre los 50 y 69 años es gratuito cada dos años. Hacete un tiempo.
 
Una alimentación más saludable ayuda a prevenir el cáncer de mama. Organizate armando un menú semanal y una lista de compras que empiece con las frutas y verduras de estación.
 
Empezás el día con un buen desayuno y acodarte que lo mejor es hacer las 4 comidas diarias.
 
Date un tiempo para elegir lo que comes, reduciendo las cantidades de grasas y azúcares.
 
Cuando vayas a trabajar o a estudiar no te olvides de llevar frutas de estación, son las más baratas.
 
Buscá recetas rápidas y fáciles con ingredientes saludables, ¡vas a ver que hay muchas!
 
Prepará verduras hervidas o al vapor y déjalas en la heladera prontas para usar.
 
Propone una meta que puedas alcanzar elegí una nueva verdura cada semana y probá diferentes formas de prepararla.
 
Ganale a las comidas rápidas y a las picadas, cambialas por preparaciones ricas y saludables y así sumás a tu bienestar.
 
Dejá las frutas al alcance de todos, si están más a mano es más fácil consumirlas.
 
Pasás mucho tiempo sentada frente a la computadora, cada una hora, hacé tus 10 minutos de pausa activa.
 
Si necesitás hablar por teléfono aprovechá a caminar, así agregás movimiento a tu vida.
 
Que el dinero no te limite, movete en tu casa o en el parque, le darás energía a tu cuerpo.
 
Buscá alguna actividad que te guste. Por ejemplo, podés comenzar caminando pequeños trayectos.
 
Fijá una frecuencia semanal de actividad física y no la cambies. Mantenela en el tiempo, vas a ver los buenos resultados.
 
Organizate fijando pequeñas metas, te ayudará a sentirte mejor. Podés invitar a una amiga/o, vecina/o o a tu pareja a caminar.
 
Comenzá a planificar una nueva rutina de actividad física de 30 minutos diarios. Dejá las excusas, sumá movimiento a tu vida.
 
Animate, rompé la barrera que no te deja ponerte en movimiento. Cuesta arrancar pero después que empezás está bueno.
 
Cuidate vos y pasá la posta.
 
 
 
 
 
Carla Bella
Gerente de Responsabilidad Social Empresaria
 
 
Hable con nosotros More
Whatsapp