Comer bien siempre: Meal Prep y Batch Cooking

Con estos métodos se busca una alimentación saludable, completa, variada y eficiente.

Nutrición

Hay muchos factores que operan sobre nuestra posibilidad de lograr una alimentación saludable de manera constante y sostenida en el tiempo: la información que tenemos sobre alimentos y sus efectos en nuestro organismo, nuestros gustos y costumbres, el acceso a los alimentos, y el tiempo y el dinero implicados en la preparación son algunos de los más influyentes.
 
Tal como sucede en una empresa, un buen manejo de recursos repercute en un mejor retorno para la misma… Cuando hablamos de alimentación, un buen manejo de nuestros recursos es lo que nos va a permitir acceder a una alimentación más saludable y equilibrada de manera constante, y por ende repercute en mejor salud general.
 
Pero primero lo primero: ¡necesitamos información! Hay personas que ya tienen una noción básica sobre alimentación saludable, más allá de que no tengan formación nutricional alguna. Si crees que te falta información, el primer paso para una alimentación más saludable sería visitar a un profesional. En este sentido no me gusta recomendar lecturas ya que todos somos distintos, tenemos diferentes estilos de vida y por lo tanto todos tenemos distintos requerimientos nutricionales. Visitando a un nutricionista te asegurás de tener palabra autorizada en cuanto a tú alimentación.
 
Una vez que sabemos qué, cómo, cuándo y cuánto debemos comer es que podemos empezar a manejar nuestros recursos para permitirnos una alimentación saludable, completa, variada y eficiente. 
 
El ritmo de vida acelerado que tenemos en la actualidad nos hace sentir que el tiempo se nos escurre entre los dedos, sumado a que ya en muchos hogares quedó atrás el rol del cocinero (esa persona que dedicaba gran parte de sus días a la preparación de comidas para todos los integrantes del hogar) ha hecho que la calidad de nuestra alimentación disminuyera muchísimo. Además, la industria ha sacado provecho de esto generando alimentos ultra procesados, que nos prometen facilidad y practicidad pero nunca calidad nutricional.
 
Entonces, antes de seguir en este círculo vicioso de mala alimentación (que eventualmente te llevará a enfermar) es que vale buscar nuevas estrategias para comer mejor y llevar nuestra salud y productividad al máximo. Con este fin es que les traigo dos estrategias para simplificar nuestra alimentación de manera planificada y eficiente: Meal Prep y Batch Cooking.
 
¿Qué es el Meal Prep?
 
Su traducción directa es Preparación de Comidas y su objetivo es lograr obtener varias comidas prontas para algunos días, ahorrando tiempo dedicado a la cocina y dinero.
 
Básicamente consiste en el armado de un menú para la semana (sea para una persona o para todos los integrantes del hogar), planificar la compra de ingredientes necesarios, y unificar (en unas horas) la cocción de todas las comidas de la semana que luego guardamos en contenedores y conservamos según corresponda.
 
Con este método logramos tener comidas completas listas de antemano. Solo queda calentar, condimentar y ¡a comer sano y rico!


 
¿Qué es el Batch Cooking?
 
Su traducción literal es Cocinar por Lotes y su objetivo es el mismo que con el Meal Prep, pero tienen una pequeña diferencia.
 
Debemos armar nuestro menú semanal, ver qué ingredientes son los necesarios para concretar el menú y simplificamos la cocción en unas horas… hasta acá sería igual que Meal Prep. La diferencia será que a la hora de conservar, guardaremos en contenedores cada alimento por separado: el arroz en uno, el pollo en otro, el huevo por otro lado, las verduras salteadas, etc. 
 
Entonces a la hora de comer sacamos los distintos contenedores, armamos el plato, calentamos, condimentamos y ¡a comer sano y rico!
 
Elegir uno u otro método depende de ti y de tu rutina, de cuántas personas incluiste en tu planificación y si comen todos juntos o separados.

 

Tips a tener en cuenta en tu planificación:

- Incluí en tu planificación de menú alimentos y formas de cocción saludables. 

- Anotá en una lista diferentes platos que te gusten, y luego distribuilos en la semana para que quede bien variado (ejemplo: que no te quede carne en almuerzo y cena el mismo día, o pasta dos días seguidos).

- Asegurate que las comidas impliquen ingredientes que se consiguen fácilmente (ejemplo: frutas y verduras siempre de estación).

- Incluí también los postres para terminar tus comidas con una nota dulce; podes optar por frutas que es súper simple, o preparar algún vasito de yogur y frutos secos, puddings, etc.

- No te olvides de las colaciones, es fundamental incluirlas en tu planificación de menú ya que son las que nos sacan del apuro entre comidas y no nos dejan caer en el snack de turno derribando todo el esfuerzo que hicimos por comer saludablemente. Ejemplo: rollitos de jamón y queso, palitos de verdura con algún dip, barritas de cereal, etc. 

- Pegá el menú que planificaste en la heladera, cosa de que al momento de comer solo debas chequear que toca para el día y sacar el/los contenedor/es correcto/s.

- Elegí el día correcto para tu jornada de cocción, vas a necesitar tiempo y despliegue en la cocina (idealmente) sin interrupciones para ser lo más eficiente posible; hacelo divertido: ponete música o incluí a otros integrantes del hogar (a los niños les encanta participar de la cocción, aprenden a comer sano y los estimula a probar nuevas comidas).

- Verificá de antemano que cuentes con todos los ingredientes y utensilios para poder cocinar todas tus comidas a la vez (quizás tengas que invertir en contenedores o alguna olla extra).

- La organización ante todo, cocinar múltiples platos a la vez en el desorden es muy complejo… Presentá todos los ingredientes sobre tu mesada de manera ordenada, dejá a mano todos los utensilios y priorizá las preparaciones según tiempos de cocción.

- Es importante tener claro cómo conservar nuestros alimentos, al tener que guardar para varios días hay que asegurarnos que todo llegue en perfectas condiciones al momento de comer. Entre heladera y freezer vamos a poder conservar todo, pero debes tener la precaución de que ciertos alimentos al ser congelados pueden perder algunas de sus cualidades por lo que quizás deban ir a heladera y/o ser de los primeros que consumamos en la semana. 

Déjenme decirles que la sensación que tenemos al finalizar nuestro Meal Prep o Batch Cooking es ÚNICA… Saber que tengo toda la semana planificada con comidas saludables y sin tener que pensar en “¿qué comemos hoy?” vale oro y te asegura el éxito en cuanto a tu alimentación. 

Alejandra Botta
Gerente de Bienestar
 
 

Hable con nosotros More
Whatsapp